QUÉ ES EL STORYTELLING Y CÓMO APLICARLO EN TU NEGOCIO

Celebrandop éxito de negocios

“Te voy a contar una historia…”

Apenas oyes esa frase tus sentidos se activan y tu cerebro se dispone a sumergirse en una narración.  

¿Por qué?

Porque vives  [email protected] en historias y tu conocimiento se basa en mecanismos para recuperarlas y construirlas. Las anhelas día y noche.  

Desde la época de las cavernas, hasta llegar a la realidad virtual, las historias han sido  el vehículo de comunicación preferido, para sintonizar audiencias en la frecuencia de un mismo ideal.

¿Qué es el storytelling? 

Abres Google y buscas el término. En 0.39 segundos el buscador te arroja 133 millones de resultados. Abrumador, ¿cierto?  

Muchos de ellos hablan sobre contar historias de marca, que venden, su importancia en los negocios, cómo aplicarlo al marketing de contenidos, etc.

Pero puedes estar [email protected]  Yo te voy a decir, en una sola frase, en qué consiste…

.

.

.

.

.

.

.

Redoble de tambores…

.

.

.

.

.

Storytelling es: EL ARTE DE CONTAR HISTORIAS.

Así es, no tiene nada de místico ni secreto.  Aprender a dominarlo depende solo de ti y de qué tanto lo necesites o te dediques a practicarlo. Imagina que es como un músculo que entre más trabajes, más fuerte se pone.

Sácate de la cabeza la idea de que contar historias es sinónimo de ganar dinero.  Aunque sí son un ingrediente importante para lograrlo, las vas a desperdiciar si solo las utilizas con ese fin.

Te sirven para conversar mejor con tu audiencia. Además, te dan la oportunidad de ser más humano, de entablar una conexión emocional con tu público y así, llegarles directo al corazón.

Heart Hand GIF - Find & Share on GIPHY

Despiertan emociones y eso es importante porque nuestras decisiones de compra se basan en ellas, antes que en las características técnicas de un producto o servicio.

Por eso, creo, es mejor entender el storytelling como una conversación. 

De ahí que sea necesario sintonizar tu historia en la frecuencia de tu audiencia y no al revés.   

A las personas no les importa saber lo mucho que sabes o puedes hacer, sino que debes mostrarles cómo les vas a ayudar a solucionar sus problemas con eso que predicas. 

Eso lo logras cuando tu público se identifica con la historia que cuentas. 

Audience Yes GIF by The Maury Show - Find & Share on GIPHY

Business Storytelling

Está claro que puedes contar una historia, pero a las de negocio debes darle un tratamiento diferente. Los siguientes son aspectos que, considero, debes tener en cuenta para que funcionen.

Define un objetivo: pregúntate qué es lo que quieres lograr con tu historia: Recordación de marca, mejorar ventas, mostrar de forma clara qué haces.

Procura no perder el foco y asegúrate de que todos los componentes de tu historia refuercen ese objetivo que planteaste.

Emplea lenguaje sencillo: Olvídate del lenguaje profesional y evita los términos rebuscados de tu industria de trabajo.

Tampoco te preocupes por escribir bonito.  Eso déjaselo a poetas y novelistas. Contar historias tiene poco que ver con utilizar un lenguaje lírico.   

En su libro Wired for Story La autora Lisa Cron cuenta que escribir bien no es sinónimo de contar buenas historias.

Cron dice que si el lector no quiere saber qué va a pasar luego, poco importa que esté bien escrito.

Cuida el tamaño de tus historias: Asegúrate de que tengan la longitud adecuada. Que no sean tan largas que nadie las quiera leer, ni tan cortas que no cuentan todo lo que necesitas decir. 

¿Por qué funcionan las historias?

Piensa que de lunes a viernes te encuentras a las 7:00 a.m. con alguien en el paradero del bus. Un día esa persona no cumple la cita. 

De inmediato te preguntas ¿Por qué?, e intentas buscarle una explicación lógica al asunto. ¿Cómo lo haces?: te cuentas una historia. Esa es otra de sus funciones: darle significado a los eventos de tu día a día.

Se dice que puedes pasar 40 días sin comer nada, tres sin beber agua, y alrededor de 35 segundos sin buscarle significado a algo.  

Ese lapso de tiempo resulta una eternidad si se compara con la velocidad a la que funciona tu subconsciente.

La neurociencia ha revelado que lo que te mantiene enganchado a una historia es la liberación de dopamina en tu cerebro, hormona relacionada con:

  • Altos índices de atención.
  • Mejora de la memoria a corto plazo 
  • Audacia.
  • Deseos de explorar el mundo y tomar riesgos.

De ahi la importancia de que cuentes historias con la correcta dosis de intriga, pero que resulten amenas para tu audiencia.

GIF by Jay Sprogell - Find & Share on GIPHY

Cuando tus historias generan repulsión, el cerebro produce cortisol, hormona asociada con:

  • Estrés.
  • Te hace poner a la defensiva,
  • Dispara tu instinto de supervivencia. 

Cómo contar una historia de negocio

No existe una estructura definitiva para contar historias de negocio. Lo que necesitas es un método que puedas aplicar de forma sencilla.  El que mejor funciona es la estructura de los tres actos:

Inicio: En él debes dejar claro el contexto de tu historia y presentar a tu personaje principal.  

Es, quizá, el segmento más importante, porque de él depende despertar la curiosidad en tu audiencia. 

Puedes dar respuesta a las siguientes preguntas:

 ¿Dónde y cuándo ocurre la historia?

Menciona en qué lugar se desarrolla y deja saber a tu audiencia si está basada o no en un hecho real.  

 ¿Quién es el personaje principal?

Muestra al protagonista de tu historia.  Tu audiencia se debe identificar con él o ella, al tiempo que verse en sus zapatos. Por ejemplo, podría ser un cliente de tu negocio.  

¿Qué es lo que busca o quiere ese personaje?

Define qué desea alcanzar: ¿derrotar a su competencia, logra una venta, no ser despedido? ¿Cuál es ese objetivo que busca?

¿Qué es lo que se le interpone?                    

Este obstáculo es el villano de la historia, puede ser, tu competencia, una persona, políticas de mercado, un objeto, entre otros.

por ejemplo, el computador que justo falla en el momento en que más lo necesita tu protagonista o una situación como la necesidad de incrementar las ventas en un determinado porcentaje.

Nudo: En tu historia algo debe ocurrir para que el estado de los eventos cambie. En este segmento tu protagonista enfrenta al villano de la historia y surge el conflicto.

Para añadir drama y generar expectativa, haz que tu personaje intente  solucionar los obstáculos que se le presentan y que, eventualmente, falle al hacerlo.

Desenlace: En esta sección debes dejar claro cuál es la enseñanza de tu historia y por qué la cuentas.

No dejes cabos sueltos y explica qué le ocurrió a tu protagonista, si alcanzó o no su objetivo.   

Por lo general el resultado es positivo.  Recuerda que se trata de que tu audiencia se sienta bien y se identifique con el protagonista.

3 tipos de historias que puedes utilizar

Fundacionales: Te sirven para contar cómo fue el inicio de tu proyecto o negocio.  

Dejan claro que deseabas solucionar y cuál fue ese momento en el que decidiste tomar un rumbo específico.

Apuesta corporativa: muestran de forma sencilla los valores de las empresas y cómo los llevan en su día a día. 

El show don’t tell (Muestra no cuentes) es una de las premisas básicas del storytelling.

Enumerar tus valores empresariales no sirve de mucho, pero si cuentas una historia de cómo los aplicas, tu público te lo agradecerá.

En este post te cuento cómo lo hizo la compañía CISCO en el año 2012

Historias sobre el futuro: Las puedes aplicar para hablar  sobre la visión, estrategias y los objetivos de un futuro específico.  Proyectan un escenario concreto con personajes y conflictos por resolver. 

En este otro post te cuento de aquella vez en la asesoré a una amiga que tenía que hacer una presentación en su empresa, y utilizó este tipo de historia.

Ejemplos de storytelling de negocios

  1. Comienzo con mi favorito

Aquí puedes leer el análisis que le hice y aprender tips para aplicar storytelling a tus videos corporativos.

2. Una de mis hermanas vivió por un tiempo en Berlín.  Un día me envió una imagen de una bebida de Innocent drinks.  Este ejemplo muestra cómo puedes contar una historia, al tiempo que aplicar un poco de humor

3. Parece que los alemanes la tienen clara al momento de hacer storytelling. Aquí te dejo otro ejemplo de Docmorrris

Storytelling vs Copywriting

Quizá te preguntes: ” ¿Entonces es mejor utilizar storytelling que copywriting?

La verdad es como preguntarse si el huevo fue antes que la gallina.

Lo que quiero decir es que ambas técnicas no compiten sino que se complementan.

Quiza su diferencia radica en que el primero se enfoca en generar emociones y el segundo hacia la respuesta directa y la venta.

¡Ahora es tu turno! Comienza a contar y compartir tus historias de negocio.

Déjame un comentario para saber qué piensas sobre lo que te he compartido.  Recuerda que, antes que nada, se trata de conversar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *