¿YA CUENTAS CON UNA ESTRATEGIA DE STORYTELLING?

Estrategia storytelling

El primero de junio de 2011, la acción de la empresa de Joyería Tiffany & Co, cerró con un valor de 72 dólares.  

Ese mes, la compañía terminó operaciones con la campaña “Lo que hace al amor verdadero”, un esfuerzo por crear una historia de marca. La estrategia consistió en la creación de un sitio web, donde los usuarios se podían registrar y dejarle un mensaje de amor a su pareja. El mensaje, junto a un corazón, aparecería en un mapa de geolocalización de Tiffany.  

La campaña no se diseñó exclusivamente para promocionar y vender joyas, sino con el fin específico de que las personas percibieran a la empresa de manera especial, pues Tiffany quería reflejar el amor verdadero como uno de los valores de su marca. La estrategia fue un éxito y en menos de un mes el precio de las acciones estaba por encima de los 83 dólares.

La creación de la campaña no consistió únicamente en hacer algo novedoso”, sino que su equipo de mercadeo tuvo en cuenta que debía contar una historia alineada con la core story (historia principal) de la compañía.

Story strategy e historia principal

Es importante que definas una estrategia de storytelling, es decir, debes mirar de qué forma todas las historias que vas a contar sobre tu negocio envían un mensaje que responde a la siguiente pregunta “¿Quién(es) soy/somos?”; a la larga todo proceso de storytelling tiene como punto de partida un proceso de introspección, un análisis de tu identidad empresarial.

Tú tienes una historia en la que le cuentas a tu audiencia quién eres, entonces tu estrategia tiene que soportar esa core story que, en otras palabras, es la columna vertebral de tu storytelling.

Esa historia core tiene que ver mucho con los valores de tu marca, pues estos reflejan a qué le apuestas.  En otras palabras, definen la razón de ser de tu negocio, el por qué haces lo que haces.

Con el marketing de contenidos es fácil que pierdas el foco y te concentres en historias pequeñas o individuales que tienen poco que ver con tu gran historia. Así que cada vez que quieras compartir una historia pregúntate: ¿soporta esta historia mi historia principal y la hace avanzar?

Al momento de contar, no te enredes con estructuras ni formulas, sino preocúpate por contar un relato sincero, con un fin y significado específico, es decir, ese mensaje que quieres quede rondando en la mente de las personas.

Historias en todos lados

Es importante que tengas presente que las historias pueden venir de cualquier lado: tus clientes, proveedores, amigos o familiares. Una parte de tu estrategia de storytelling consiste en tenerlas listas para ser compartidas con tu audiencia.  Para eso, es importante que hagas lo siguiente:

  • Crea un banco de historias.
  • Cura las historias que vas recolectando y selecciona las mejores.

En el caso de Tifanny, uno de sus valores es Create the dream, y la empresa lo define como: “Ubicar al cliente en el centro de todo lo que hacemos, para encender el deseo y crear una auténtica experiencia de lujo”.

“Tiffany ha sido durante mucho tiempo una presencia importante en compromisos y bodas, y ahora hemos construido esa presencia en línea con historias de amor y todo un mundo de posibilidades románticas”, fue lo que dijo Caroline Naggiar, CMO de la empresa, sobre la campaña “Lo que hace el amor verdadero”.

 ¿Ya definiste tu historia principal y cuentas con una estrategia para contar tus historias?  

Déjame saber lo que piensas o envíame un mensaje si necesitas ayuda con tu estrategia de storytelling.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *