Business StoryTelling

El éxito de cualquier negocio tiene una relación directa con lo que le comuniquemos a su audiencia. Hoy en día la comunicación empresarial tanto Interna como externa, va mucho más allá de ofrecer un producto o servicio, y establecer una relación comercial. La gran diferencia en estos tiempos, radica en la humanización de los negocios, pero...

¿Cómo lograrla?...

Como individuos o representantes de una organización, queremos proyectar nuestra razón de ser, eso que nos mueve y nos lleva a actuar de determinada manera; en otras palabras queremos establecer y dejar clara nuestra identidad.

Justo en ese momento las historias hacen presencia. Aparecen para ayudarnos en la crucial tarea de transmitir cualquier tipo de mensaje de forma creativa y sincera, al ser componentes fundamentales de la memoria humana, el conocimiento y la comunicación social.

Cuando interactuamos con cualquier tipo de narrativa, nuestro conocimiento está contenido en historias y mecanismos para recuperarlas o construirlas. A lo largo de la historia, desde las pinturas en las cavernas, pasando por los libros, los discursos en público, hasta llegar a la realidad virtual, las historias han sido uno de los métodos fundamentales para nuestra comunicación.

Se ha comprobado científicamente que cuando el cerebro se enfrenta ante una historia y sus diferentes componentes (ritmo, trama, figuras narrativas, etc.), se activan diferentes regiones de este, donde mensajes planos, basados solo en cifras y datos, no tienen ningún efecto. Por ejemplo, es muy diferente leer, “María beso sus labios” a “María beso sus labios, tan cálidos como los rayos del sol en una mañana de verano”.

Es hora de comenzar a narrar nuestra historia: empresarial, de marca, etc. Una historia que más allá de persuadir, inspire, haga sentir bien a las personas, y los identifique con nuestra razón de ser.

Business StoryTelling

The success of any business goes hand in hand with what we communicate to its audience. Nowadays business communication, internal as well as external, goes far beyond than offering a product, service or establishing a commercial relationship. The big difference today lies on the humanization of business but…

How to achieve it?

As representatives of a company or individuals, we want to project our reason of being, what move us forward and make us act in a certain way; in other words, we want to establish our identity.

Right in that moment stories make presence. They appear to help us in the crucial task of transmitting any type of message in a creative and sincere way, by being essential components of the human memory, knowledge and social communication.

When we interact with any type of narrative, our knowledge is contained in stories or mechanisms to construct them or regain them. Throughout human history, since cave paintings, books, public speaking, and up to virtual reality, stories have been one of the fundamental methods for human communication.

Scientific studies prove that when the brain confronts a story and its diverse components (rhythm, plot, tropes, etc), various regions of the brain are activated, where flat messages, based only on data and facts, have no effect. For example, it’s really different to read: “Maria kissed his lips” than “Maria kissed his lips, as warm as the sunshine of a summer morning”.

It’s time to start narrating our corporate, brand, personal, stories. A story that beyond persuading, inspires, make people feel better, and relates them with our reason of being.